Al Otro Lado De La Línea

Teleoperadoras TM System Call Center

Desde supervisión de Tm System Call Center  queremos trasladar y hacer visible que nuestro equipo de teleoperadoras no sólo está altamente cualificado sino que es también profundamente humano.

Desde los inicios de nuestra andadura como contact center hemos intentado desmarcarnos de los estereotipos otorgados a las teleoperadoras, hemos ido aprendiendo y marcando un camino diferente en esta profesión de la que nos sentimos tan orgullosos. Nos entrenamos día a día en el arte de la escucha y la comprensión, vamos desarrollando pasito a pasito nuestra inteligencia emocional para hacer de nuestras interacciones con los clientes algo más que una llamada o un intento fallido o exitoso de venta. Desplegamos nuestra empatía al más alto nivel, respetando y acompañando al cliente a lo largo de la interacción.

Esto supone como contrapartida que, en cada llamada, nos encontramos expuestas a situaciones que requieren de un alto control emocional para que la atención al cliente sea siempre correcta y se adecúe a la situación que se vive. De estas interacciones surgen múltiples anécdotas, en unas reímos y en otras lloramos con nuestros clientes lo que deja entrever que nuestras teleoperadoras son lo que son: personas sencillas que sonríen de contínuo por vocación y que abren su corazón y esperteza profesional al cliente con el que interactúan. En propias palabras de ellas se comparan con personas privadas de la vista, ya que este sentido nos les sirve para desarrollar su trabajo, aprenden a detectar, a través de la voz, el estado emocional del cliente, si está triste o contento, molesto o satisfecho “podemos ver con la voz”.

Compartimos las vivencias de nuestros clientes, personas solas en sus hogares que comparten con nosotros anécdotas como el de aquella señora que fue miss Sevilla y que consideraba injusta su descalificación del certamen de miss España porque se descubre su origen portugués. O el señor al que le preguntas por su señora que llamó solicitando información por un producto y te desvela con añoranza y pena “es verdad, durante tanto tiempo tuvo deseo de ello y yo siempre dando largas… ahora ya no puede ser señorita, falleció la semana pasada”.

Cierto es que reímos más que lloramos, siempre buscamos la parte positiva de la situación que vivimos, desde el inicio de la llamada.

 

Valora el artículo " Al Otro Lado De La Línea "

Al Otro Lado De La Línea, 4.13 / 5 (15 votos)

byTM SYSTEM